Saltar al contenido

Tema: Mi profesor es muy Estricto

Mi profesor es muy Estricto

¿Tienes un profesor muy estricto? A todas nos ha pasado que en clase nos ponen a un profesor extremadamente estricto, ese profesor a quien no se le puede decir nada desatinado, ni una sola broma, ni doble sentido, absolutamente nada, que a la primera tardanza quiere que hagamos una justificación extensa, que no aguanta ni una risa en clase, ni un murmullo, todas hemos tenido ese profesor tan estricto que más bien parecía sargento.

Y aunque para muchas, este tipo de docente tan estricto podría ser el menos anhelado, déjame decirte que tiene sus ventajas y desventajas.

Ventajas de tener un profesor muy estricto

  • Aprendes rápido: es casi imposible relajarse con un profesor estricto, quien constantemente nos está evaluando, y no permite que nos retrasemos con ninguna tarea.
  • Te vuelves más responsable: si tienes un profesor muy estricto si o si vas a aprender a ser responsable, estás entre serlo o desaprobar, los maestros estrictos son perfeccionistas, y dentro de esa característica está la responsabilidad.
  • Cultivas la puntualidad: Un profesor muy estricto siempre te exigirá que seas puntual y si te pasas un par de minutos, tendrás que volver a casa, por lo tanto tendrás que esforzarte mucho para llegar a tiempo, esto es beneficioso y te traerá grandes resultados mas adelante.

Desventajas de tener un profesor tan estricto

  • A veces no puedes justificar nada: Es probable que aunque hayas tenido una gran justificación para no realizar una tarea o asistir a clase, tu profesor no te la pase, puedes sentirte molesto y frustrado por esto.
  • Podrías tener problemas con tu profesor: Muchos estudiantes al tener a un profesor tan estricto llegan al extremo de encarar algunas cosas al docente, lo cual podría generar problemas.

¿Por qué mi profesor es muy estricto?

No existe una causa única para que un profesor sea o no estricto, esto por lo general se debe a su metodología de enseñanza, ese maestro muy estricto podría ser muy jovial fuera de las aulas, pero por profesionalismo, se muestra duro con sus estudiantes. Se sabe también que un docente estricto siempre será visto con mayor autoridad, se ganará el respeto de sus alumnos y por ende su reputación mejorará.

¿Cómo reconocer a un profesor estricto?

Si aún estas dudando y piensas que quizá tu profesor no es estricto, sino que son imaginaciones tuya, pues aquí te dejamos las características que si o si tiene un profesor estricto, si puedes identificarla en tu maestro, significa que estás en lo correcto, realmente tienes un profesor estricto.

Estas son las características típicas de un maestro estricto:

Insistente:

Constantemente insiste para que un estudiante realice un buen trabajo y de lo mejor de sí mismo, siempre se plantea opciones que le ayuden a sacar el máximo potencial de sus alumnos, sin embargo, esta insistencia no está ligada a gritos y regaños, lo hace de la manera más respetuosa y sin que ningún alumno se sienta mal.

Exige responsabilidad:

Un maestro estricto siempre pone un límite para la presentación de tareas, y si el alumno falla, se verá afectada en su calificación, así obliga al estudiante a que sea responsable por sí mismo.

Mantiene ocupado a sus estudiantes

Un profesor estricto siempre deja tareas para casa y trabajos de investigación o cualquier otra actividad que requiera que el estudiante estudie, no le gusta relajarlos ni que se distraigan.

Respeta la opinión de los demás:

Y es aquí la diferencia entre un profesor estricto y uno autoritario, un maestro estricto obliga a que el estudiante tenga su propio punto de vista y se haga responsable de cada decisión que tome, no le gusta imponer ni carga después con toda la responsabilidad, es crítico para aconsejar a los estudiantes pero no los fuerza a que estos adquieran su forma de pensar.

Exigente con los trabajos

Un maestro estricto no aceptará nunca tareas a medias, y si el alumno se equivocó, no se la pasará, hará que vuelva a realizar dicho trabajo hasta que tenga las capacidades para realizarlo bien.

Motiva a la participación en clase

Le gusta escuchar a todos, y hace que hasta los estudiantes tímidos den sus opiniones, no le gusta escuchar solo a los que levantan la mano, quiere que absolutamente todos los alumnos puedan participar, no subestima ni sobrestima a nadie.